Logotipo Ink it

La importancia de tener opciones ante shocks

2020-05-14 | inkit

Ignacio Uribe Ferrari | CEO en Edilar

En el 2009, durante la V Cumbre de las Américas, el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, le regaló a su homólogo estadounidense, Barack Obama, un ejemplar de Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano. Como consecuencia del episodio, la obra saltó de la posición 60 mil 280 de la lista de los títulos más vendidos de Amazon a la décima en solo un día1.

 

Búsquedas del libro Las venas abiertas de América Latina. Tomado de Google Trends.

 

El interés mundial por el libro, publicado por primera vez en 1971, se multiplicó exponencialmente en pocas horas, provocando que Amazon tuviera que notificar a sus clientes que la edición en inglés estaba agotada2.

Evidentemente, la recomendación y publicidad que recibió el título fue un shock positivo e inesperado. Espero que los editores hayan tenido ediciones digitales del libro (ya sea ebook o audiolibro) que les permitieran afrontar sin problemas el súbito incremento en la demanda y viajar en segundos hasta el lector.

Varias veces me he preguntado si Siglo XXI, el editor de la obra para España y México, tenía esa opción. Las opciones son importantes. Ante imprevistos, las opciones son muy importantes. Las opciones pueden convertir un shock negativo en uno positivo y carecer de opciones puede hacer de un shock positivo uno negativo. De hecho, según Nassim Taleb, en su libro Antifrágil: las cosas que se benefician del desorden, la opción es un agente de la “antifragilidad”.

La tecnología nos da opciones. Por ejemplo, podemos decidir hablar, ver o convivir con nuestro ser querido de muchas maneras; podemos tomar el auto para ir a verlo, volar al otro lado del mundo o tal vez decidimos sacar el teléfono de nuestro bolsillo y hacer una videollamada desde el sillón. La tecnología amplía nuestras opciones y tener más nos puede ayudar a aprovechar algunas oportunidades donde, a río revuelto, haya una ganancia para el pescador. La tecnología nos puede hacer antifrágiles, es decir, nos da la opción de salir favorecidos frente a un shock negativo

Scott Galloway, un maestro de NYU Stern, muy pronto notó que si algo trajo la crisis de la COVID-19 fue acelerar la llegada del futuro. Con tantas videoconferencias para el teletrabajo, la telemedicina y la educación a distancia y con tantas compras en línea, queda claro que así fue. 

La contingencia nos agarró donde nos agarró en nuestro camino hacia ese futuro que anticipó su llegada. Y, para los editores de libros, fue igual: a algunos los tomó con más opciones, potenciadas por la tecnologías, que les brindan la posibilidad de numerosos mercados y escaparates, la posibilidad de multiplicarse sin límites y viajar en segundos al bolsillo del lector, aunque muchos puntos de venta se encuentren cerrados. Espero que muchos de ellos estén haciendo de este shock negativo uno positivo y, si es así, sus líderes demuestran a sus stakeholders haber construido antifragilidad en sus empresas, lo que les augura un largo futuro. 

 

1 Semana. (13 de abril de 2015). El día que Chávez le regaló ‘Las venas abiertas de América Latina’ a Obama. Recuperado de https://www.semana.com/cultura/articulo/el-dia-que-chavez-le-regalo-las-venas-abiertas-de-america-latina-obama/423918-3
2 La Nación. (19 de abril de 2009). El libro que Chávez regaló a Obama encabeza las ventas de Amazon. Recuperado de https://www.nacion.com/ciencia/el-libro-que-chavez-regalo-a-obama-encabeza-las-ventas-de-amazon/DPP4E5EXRNCTTDWY3A4AB2HYNY/story/
Compartir: